Header Ads

Lanata y Levinas desmentidos en vivo


Este domingo hemos presenciado el fin de una carrera periodística signada por la venta de humo y por la denuncia liviana y fácil. Y lo hemos visto en vivo y en directo. Ni el más optimista de los kirchneristas pudo haber soñado con este día.




En su programa de los domingos en Canal 13, «Periodismo Para Todos», Jorge Lanata presentó un testigo para denunciar a Luís D'Elía por ser el supuesto propietario de una empresa de transporte de combustibles que factura unos 10 millones de pesos por mes. Pero resulta que dicho «testigo», de apellido Codarín, había sido enviado por el propio D'Elía con el solo objetivo de «venderle la mayor cantidad de pescado podrido a Lanata» y demostrar que el decadente periodista no chequea la información que saca al aire. Todo está documentado en este video:

  video

Actualización: A poco de finalizado el programa «Periodismo Para Todos» (que además fue levantado 10 minutos antes de lo habitual), el canal Todo Noticias (TN), del Grupo Clarín, borró el informe de Jorge Lanata. En su lugar, se pudo ver esta página de error.

Ampliamos: No tienen precio la cara de desconcierto de Gabriel Levinas y el no saber qué decir de Jorge Lanata, en el piso, en vivo y en directo, al enterarse del video de D'Elía. Lanata solo atinaba a decir que «otro testigo había cambiado sus dichos», en clara referencia a lo ocurrido con Fariña, Elaskar, Miriam Quiroga y otros que no ratificaron sus denuncias ante la Justicia, sino que contaron historias muy distintas a las que habían contado en el programa de Lanata. Pero esto no es sino un craso equívoco: Mario Codarín no se desdijo para nada, sino que fue deliberadamente enviado por Luís D'Elía a Levinas y Lanata, para demostrar como estos «brillantes» periodistas jamás chequean el material que presentan. Queda en evidencia, por lo tanto, la liviandad de las denuncias que presentan Levinas y, sobre todo, Lanata. Esperamos que tengan la dignidad de hacer el autocrítica correspondiente y que se retiren del escenario, dejando el lugar a periodistas más serios o que por lo menos respeten el ABC del oficio que es verificar la información que se va a presentar.
Con tecnología de Blogger.